¿CÓMO ESTÁS?

abril 17, 2020

Lo sé, ésta puede parecer tan solo una pregunta muy trillada y común del día a día, a la cual la respuesta automática que solemos dar es “bien».

Pero hoy quiero preguntártelo en serio, y no espero la respuesta general, vacía y superficial que le das a todos sin pensarlo profundamente… Ahora sí…

¿Cómo estás hoy?
¿Qué hay de esos pensamientos que se te agolpan constantemente creando enojo, tristeza y/o desesperación?¿Qué tal tu vida, estas satisfecho con ella, con quien eres ahora?

¿Cómo está tu corazón?
¿Qué ha pasado con esos sueños que antes te llenaban de ilusión, dónde los dejaste guardados, en qué parte del camino los abandonaste?

Ahí te va otra pregunta importante, de esas que muchas veces sueles evadir…
¿Te sientes cerca de Dios? ¿Es más, realmente te importa o lo conoces? Y si es así o alguna vez lo fue ¿Aún te apasiona buscarlo y pasar tiempo con él?

Entonces… Va de nuevo… ¿Cómo estás?

Déjame decirte algo, tal vez mis preguntas te incomodan o te parecen desagradables, quizás piensas que no me importa, pero si te las hago es porque sé que hay alguien a quien realmente le interesan tus respuestas, se llama Jesús.

Sí, aquel que siendo el más grande, el Hijo de Dios, decidió dejar su trono y venir en tu búsqueda, porque pensó que vales la pena, es más creyó, que vales su vida, que vales su muerte, y cada gota de su sangre, cada herida en su espalda, cada orificio en sus muñecas y pies…

El Rey que irónicamente solía andar por el camino con unas sencillas sandalias y polvo en sus pies, con tal de salir al encuentro de todo aquel que necesitara un poco de atención, un abrazo de amor, un toque de su Gloria… Él es el mismo que el día de hoy sigue saliendo a tu encuentro y sigue particular y seriamente interesado en Ti, le importas y mucho, él desea darte una vida mejor, desea que VIVAS, que las lágrimas sean sustituidas por sonrisas y las heridas se conviertan en cicatrices que si bien cuentan una historia dolorosa, no duelen más…

Sé que todo esto puede parecer difícil, pero por favor, déjame decirte una última cosa… Hoy es un buen día para correr a sus brazos y permanecer allí en ese lugar seguro y lleno de amor por siempre… Puedo asegurarte que, si le buscas de todo corazón, le hallarás, y sin importar cuales fueron tus respuestas a las preguntas del inicio, él puede escribir una nueva historia si decides caminar de su mano… Sólo déjame aclararte algo, esto no significa que a partir de ahora todo será fácil y agradable, aún tendrás frente a ti un largo camino por recorrer, seguramente habrá nuevos desafíos por enfrentar, pero ahora no será como antes, tendrás esperanza y nuevas fuerzas porque Él estará contigo…

“Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón.” (Jeremías 29:13)

Si deseas obtener más de este tema o necesitas ayuda de consejería puedes escribirnos y con gusto conversaremos contigo. Contáctanos a info@abrazandovidas.com o mediante cualquiera de nuestras redes sociales.

Ayúdanos a abrazar vidas dándole like y compartiendo nuestras publicaciones.

 

Entradas relacionadas

Es mejor sanar que enterrar…

Es mejor sanar que enterrar…

Se dice que una de las heridas más grandes que pueden producirse en el corazón de una persona es la que se forma dentro de su vínculo matrimonial. La conexión emocional entre esposos es muy profunda, especial y única, por ello, los conflictos en el matrimonio suelen...

Lo que tu esposa quisiera que sepas acerca de ella…

Lo que tu esposa quisiera que sepas acerca de ella…

Cuántas veces en el matrimonio chocamos con la realidad de que al hablar o al menos intentar hacerlo fracasamos en el intento, especialmente cuando se trata de temas profundos e importantes acerca de lo que hay en tu mente y lo que hay en su corazón. Debido a que tu...

MATRIMONIO, PADRES Y SUEGROS…

MATRIMONIO, PADRES Y SUEGROS…

Una de las relaciones más fuertes en la vida de las personas es “con sus padres”. No es de extrañarse entonces, que de alguna manera aun siendo un hijo adulto la influencia de ellos continúe impactando tus decisiones, carácter y relaciones. De hecho “No debería...

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *