No es lo mismo hablar de filantropía y la misericordia cristiana, pareciera que son lo mismo pero en realidad no lo son. Y lo que lo hace diferente…